Insectos Rastreros

Quimera B.S. ofrece el conocimiento específico de la biología de estos insectos, hecho indispensable para la elección de la mejor estrategia de control y/o eliminación de estas plagas.

Cucarachas

Son insectos ovalados y aplanados y generalmente omnivoros. Las cucarachas se encuentran entre los animales más resistentes del planeta, algunas especies son capaces de mantenerse activas durante varias semanas sin comida.

En nuestro entorno podemos encontrar las siguientes especies:

  1. Blatella germanica (cucaracha alemana): también conocida como rubia o del café.Tiene coloración ocre-amarillenta. Podemos encontrarlas en el interior de las viviendas anidadas cerca de fuentes de calor (motores de máquinas, frigoríficos, hornos, etc.)
  2. Blatta orientalis (cucaracha negra): De color negro o marrón oscuro. Soporta mejor que la cucaracha rubia las bajas temperaturas. Necesitan Humedad, por eso los lugares donde podemos encontrarlas son en zonas de alcantarillado, sumideros, sótanos y desagües.
  3. Periplaneta americana (cucaracha americana): son de color marrón rojizo y de gran tamaño. También tiene capacidad de vuelo. Prefieren lugares sombreados y húmedos (alcantarillado, sumideros, arquetas, etc.).

Las cucarachas pueden reproducirse muy rápido y son altamente resistentes. Una vez que se detectan cucarachas, es necesaria una respuesta rápida para asegurarse de que no se convierte en algo estable y coloniza las viviendas contiguas.

Chinches de la cama

Cimex lectularius, conocido vulgarmente como  chinche de las cama, es un insecto hemíptero de la familia Cimicidae. Su nombre vulgar proviene de los refugios o nidos que más frecuenta: colchones, sofás, somieres, pliegues de la ropa, grietas, etc…Se dispersan mediante viajes usando las maletas, mochilas, muebles de segunda mano, etc…Su alimentación es hematófaga, es decir se nutre de sangre de animales incluido el ser humano. Aunque no es estrictamente nocturno, su principal actividad la desarrolla por la noche. Las infestaciones por este chinche han aumentado recientemente en todo el mundo siendo una plaga difícil de controlar por la gran resistencia de este insecto.

Quimera BS ofrece un servicio de detección de chinches, tratamiento y posterior monitorización para evaluar el estado postratamiento.

Pulgas

Las pulgas son insectos pequeños de color parduzco. Sus cuerpos están aplanados lateralmente para desplazarse con facilidad entre los pelos y plumas del huésped. Poseen las patas largas y las traseras están adaptadas al salto lo que les confiere una gran capacidad saltadora. Sus piezas bucales están adaptadas para poder alimentarse de la sangre de sus huéspedes. Sus picaduras son muy características agrupándose en línea.

Las pulgas son un problema común en las viviendas, especialmente en aquellas con presencia de mascotas. También es frecuente encontrarlas en parideras y granjas de ganado.

Hormigas

Las hormigas pertenecen al a familia Formicidae. Son insectos sociales y forman colonias perfectamente jerarquizadas. Suelen tener sus nidos en la tierra y huecos de árboles. Pueden encontrarse por todas partes atraídas por una fuente de comida.

Pececillos de plata

Lepisma saccharina o pececillo de plata son unos insectos de aspecto afilado y color gris metálico. Este insecto necesita humedad y calor encontrándonoslo a menudo en baños y en cocinas. Viven durante mucho tiempo, a veces más de cinco años. Prefieren alimentos que contengan almidón, tales como harina y pan. También pueden digerir la celulosa y por consiguiente pueden atacar libros y documentos. También roen tejidos de vez en cuando. Aunque está considerado comúnmente un parásito, el daño causado por el pececillo de plata es insignificante.

Orugas

En nuestro entorno la principal oruga que puede acarrear problemas es “la procesionaria del pino” (Thaumetopoea pityocampa). Es una polilla que en su fase de larva (oruga) se puede convertir en una plaga. Las orugas eclosionan de los huevos a principios del otoño y construyen los nidos en las copas de los los pinos cedros y abetos, donde pasan el invierno alimentándose de las acículas. Entre los meses de febrero y abril descienden, formando las características filas de orugas para enterrarse en el suelo. Causan defoliación en los árboles donde habitan y en los animales y personas pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta, así como intensas reacciones alérgicas al entrar en contacto con los pelos urticantes que desprenden y quedan flotando en el aire.